Newsletter

INSTRUCCIONES

CUREFINI es una pomada de uso tópico. Para el máximo beneficio, la lesión o la piel que necesita protección debe ser completamente cubierta por la pomada CUREFINI.
Se debe prepara un vendaje. Se coloca sobre una superficie limpia y plana, se extiende una fina capa de un grosor de 2 mm, sobre la venda con una espátula. La venda con CUREFINI debe ser aplicada directamente en la herida o la piel afectada, extendiéndose 3 cm más allá del área afectada y debe ser cubierta con una venda limpia que sostenga la venda con CUREFINI en su lugar.
La herida debe ser tratada con CUREFINI dos veces al día. Con el curso favorable del tratamiento un esquema de menor frecuencia de aplicación sería posible.
Para volver a aplicar CUREFINI, simplemente quite la gaza usada y reemplácela con una nueva gaza preparada siguiendo las instrucciones brindadas más arriba. No hay necesidad de limpiar la herida antes de volver a aplicar la gaza.
El tiempo total del tratamiento depende de la rapidez con que avanza el proceso de curación.
En lesiones leves y en piel sana de pacientes CUREFINI se aplica directamente sobre la piel.
CUREFINI se debe almacenar en un lugar fresco para maximizar su conservación.